miércoles

EN NUESTRO BARRIO PODRÍA HABER OCURRIDO UNA TRAGEDIA. Ya lo habíamos advertido. Un tren estuvo a punto de arrollar un colectivo.

Como consecuencia del incumplimiento de las leyes y del estacionamiento indebido y de la carga y descarga fuera de lugares habilitados podría haber ocurrido un grave accidente en la calle Mendoza:



Los pasajeros, presas del pánico, bajaron llorando. Periodistas de América TV estaban filmando en la zona. Observe al final del video las riesgosas retenciones en el tráfico. Cuando se estaciona en cualquier lugar y cuando el comercio de la zona viola las leyes y usa las calles como si fuesen su playa de estacionamiento particular, se provoca una severa retención del tránsito vehicular que atraviesa las vías, como puede observarse en el video filmado por las cámaras de América TV, en el que una de las pasajeras del colectivo relata la desesperación que vivió.

Por el enlentecimiento del tránsito un colectivo repleto de pasajeros se “atoró” mientras atravesaba las vías. No pudo terminar de cruzarlas. Las barreras comenzaron a bajar y el colectivo no podía avanzar ni retroceder. Los pasajeros entraron en pánico porque veían el tren llegando a toda marcha. Para evitar ser atropellado el colectivero tuvo que mantener la calma y chocar a los vehículos que estaban adelante para poder avanzar, mientras los pasajeros desesperados le gritaban y pegaban tratando que abriera la puerta. Por suerte no la abrió. Como consecuencia del incumplimiento de las leyes podría haber ocurrido una verdadera tragedia. En varias oportunidades nuestra asociación vecinal había advertido a las autoridades sobre este riesgo. (ver en este mismo blog la nota del 6 de agosto de 2009)