miércoles

ESCRACHE: OTRA FORMA DE VIOLENCIA. Por denunciar descontrol en un matutino porteño y denuciar supermercados ilegales SUFRIMOS UN ESCRACHE DURANTE VARIAS HORAS

Dos días después de que el diario LA NACIÓN publicara esta nota



…denunciando el descontrol y la ilegalidad en el sector, comerciantes orientales organizaron un "escrache" frente a la sede de la Asociación Civil Vecinos de Belgrano, una de las dos asociaciones denunciantes.


Video captado por las cámaras de seguridad de la asociación vecinal, se observa la presencia de personas que no pertenecían al barrio, y que llegaron en micro, y empleados de los comercios de la zona

PARTICIPARON ACTIVAMENTE PERSONAS NO ORIENTALES VENIDAS DE AFUERA Y BARRAS BRAVA, PORTANDO LLAMATIVOS CARTELES DE "BASTA DE DISCRIMINACIÓN".

Tiempo atrás varios vecinos denunciaron ante el INADI falsas denuncias de discriminación con fines intimidatorios. Las falsas denuncias fueron desestimadas por el organismo, se comprobó que ante las denuncias de irregularidades los comerciantes acusaban a los vecinos de "discriminación". En este barrio también son frecuentes los "aprietes" a los periodistas y a los vecinos que denuncian, fotografían o filman ilegalidades.


Entrevista de Crónica TV, durante el escrache, al secretario de la Asociación de Comerciantes del barrio chino. El comerciante trata de desmentir y desvalorizar las denuncias.

Gracias a las denuncias de las asociaciones vecinales se había descubierto que el presidente de la Asociación de Comerciantes del barrio había operado durante años un supermercado -de los dos que posee en el sector- con una habilitación FALSA.



Acusando y acosando a los vecinos se trató de desvalorizar nuestras comprobadas denuncias y de neutralizar la nota publicada en el diario la Nación. Vea los comentarios del periodista después de varios días de pasear por el barrio: "LA NACION recorrió durante distintos días la zona en cuestión y comprobó irregularidades que pueden advertirse a simple vista: algunos locales gastronómicos venden comida a la calle desde un ventanal; en un supermercado en Mendoza al 1600 puede advertirse que la basura se apila en el mismo sitio por donde ingresan los alimentos; la presencia de un camión de basura que pasa buena parte del día en la esquina de Mendoza y Arribeños, por la gran cantidad que residuos que generan los comercios y que provoca olores desagradables. También hay árboles que fueron serruchados y otros cuyos canteros fueron rellenados con baldosas o cemento para evitar su crecimiento."
Para leer la nota completa publicada por Pablo Tomino en el diario La Nación, HAGA CLICK AQUÍ